ITV en motocicletas y ciclomotores

Las motocicletas y los ciclomotores son cada vez más populares. En consecuencia, la demanda de una inspección técnica de calidad también ha aumentado. ¿Qué es la inspección técnica de motocicletas y ciclomotores? ¿Y qué hay que tener en cuenta a la hora de inspeccionar tu motocicleta?

Qué es la inspección técnica para motocicletas y ciclomotores

La ITV de motocicletas y ciclomotores es una inspección técnica obligatoria que se realiza a todos los vehículos a motor con matrícula.

La ITV para motos se realiza en las estaciones ITV autorizadas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. La Inspección técnica de una motocicleta o ciclomotor comprende la revisión del motor, la suspensión, la dirección, los frenos, las ruedas y el resto del vehículo.

También se revisan los niveles de emisiones de gases contaminantes del vehículo. La ITV de motocicletas y ciclomotores es obligatoria y, si el vehículo no supera la inspección técnica, no podrá circular por las vías públicas.

ITV motos ciclomotores

Cuándo pasar la ITV a las motocicletas y ciclomotores

La Inspección Técnica de Vehículos, también conocida como ITV, es un proceso obligatorio que se realiza para comprobar que todos los vehículos a circulación estén en buen estado y cumplen con la normativa vigente.

Las motocicletas tienen que pasar la ITV cada dos años, a partir de cuatro años después de su matriculación inicial.

Para los ciclomotores están exentos de hacer la ITV los primeros 3 años después de su primera matriculación, después de ese tiempo tienen que pasarla cada 2 años.

No obstante, si tu motocicleta o ciclomotor no supera la inspección, tendrá que ser sometido a una segunda revisión complementaria y, si sigue sin pasar, se le suspenderá el permiso de circulación hasta que se subsanen las deficiencias detectadas.

Así que cuando llegue el momento de realizar la ITV de tu motocicleta, acude a un centro autorizado para garantizar un correcto funcionamiento.

Cómo se realiza la inspección técnica

En la ITV se efectúan una serie de revisiones para comprobar el estado del vehículo y, así, garantizar la seguridad tanto del conductor como de los demás usuarios de la vía. Entre las revisiones que se realizan en la ITV de motocicletas y ciclomotores, se encuentran las siguientes:

Comprobación del nivel y estado del líquido refrigerante.

Revisión de los frenos.

Comprobación del funcionamiento y estado de las luces.

Chequeo de las ruedas y neumáticos.

Verificación del correcto funcionamiento del silenciador.

Control de emisión de gases.

Inspección del chasis y carenado para detectar posibles desperfectos.

Número de Kilómetros recorridos por el vehículo.

¿Qué documentación hay que llevar el día de la inspección de la moto?

Antes de llevar tu motocicleta a realizar la inspección técnica, es importante que sepas qué documentación necesitas llevar contigo. En primer lugar, necesitarás llevar el permiso de circulación y el DNI del conductor de la motocicleta.

También será necesario que lleves el documento de la ficha técnica, así como el documento del seguro obligatorio.

Aun así, si no estás seguro de qué documentos necesitas, puedes consultar con el centro de inspección técnica donde vas a hacer la ITV. Con toda esta documentación en mano, podrás hacer sin problemas la inspección técnica de tu motocicleta.

¿Qué pasa si la ITV de mi moto es favorable, desfavorable o negativa?

Si el resultado de la ITV es favorable, significa que el vehículo ha pasado todas las pruebas y está en buen estado para poder circular.

Si el resultado es desfavorable, significa que el vehículo no ha superado una o varias de las pruebas y necesita ser reparado.

Si el resultado es negativo, significa que el vehículo no ha pasado una o varias pruebas y es peligroso llevar la moto en la vía por el riesgo que conlleva para los demás usuarios. En algunos casos, el permiso de circulación puede ser suspendido si el vehículo no pasa la inspección.

Deja un comentario